Simular ciudades para sobrevivir al cambio climático

23-11-2023 | Publicado por Principia

islas de calor urbanas

Estamos yendo a peor. Las altas temperaturas caracterizaron este verano de 2023 y toda una serie de fenómenos climáticos nos recordaron que la influencia del hombre no pasa inadvertida en el clima.

En este mes de noviembre se celebra en Barcelona el Smart City Expo World Congress, donde se reúnen expertos mundiales con la intención de dar solución a los principales problemas de las zonas urbanas para mejorar su sostenibilidad, tanto a nivel humano como medioambiental. Y las temperaturas en las ciudades son un tema de preocupación global dado los extremos que vienen observándose en los últimos años.

La EPA (Environmental Protection Agency) llama “islas de calor” a las zonas del interior de las ciudades que experimentan temperaturas más altas que las áreas circundantes. El fenómeno se debe a que edificios, pavimentos y otras obras absorben y luego reemiten el calor del sol. La concentración geográfica de actuaciones y la ausencia de vegetación dan lugar a estas «islas» de temperaturas elevadas.

Diversas causas contribuyen a la generación de estas zonas. Una primera es la falta de zonas verdes que mitiguen los efectos gracias a la humedad, las sombras y, en general, su capacidad de refrigerar el aire. Muchos materiales utilizados en entornos urbanos, como pavimentos o tejados, reflejan menos la energía solar, absorbiendo y reemitiendo más calor que los árboles, la vegetación y otras superficies naturales. Las islas de calor se acentúan tras la puesta de sol a medida que los materiales urbanos liberan gradualmente el calor absorbido. 

La configuración de las ciudades es otro factor relevante en la concentración de calor urbano. La separación entre edificios influye en el flujo de aire, además de que las superficies y estructuras se convierten en grandes masas térmicas. Las ciudades con calles estrechas y edificios altos dificultan el flujo natural del aire.

Las actividades humanas son otro de los factores. Los vehículos, aparatos eléctricos, etc., todos emiten calor a la atmósfera. Aunque sean imprescindibles en la vida urbana del siglo XXI, hay que diseñar soluciones pues su sostenibilidad requiere un enfoque conjunto de planificación y colaboración ciudadana.

La buena noticia es que todos estos elementos son modificables con un buen diseño urbano y una planificación eficiente de los recursos. 

La simulación permite analizar el impacto y consecuencias de cualquier cambio en la planificación urbana. A través de la plataforma 3DExperience de Dassault Systèmes se crea un sistema de experiencias gemelas virtuales en infraestructuras y ciudades. El gemelo virtual, dinámico y en continua evolución, proporciona datos en todos los niveles, incluso el de calle. La detección de islas de calor ayuda a determinar el entorno urbano óptimo para los espacios verdes y puede llegar incluso a, por ejemplo, recomendar las especies ideales de árboles para plantar. Además, los gemelos virtuales pueden sugerir formas de adaptar las infraestructuras existentes para hacer frente a los retos del cambio climático y gestionar las islas de calor con medidas sostenibles que mantengan la viabilidad de los espacios urbanos.

La plataforma colaborativa 3DEXPERIENCE permite a las Smart Cities tener en cuenta y aquilatar desde los riesgos de inundación hasta la accesibilidad, el transporte, el uso del suelo, la ubicación de los activos urbanos clave, así como las redes de agua, calefacción, alcantarillado y otras infraestructuras.

Te puede interesar

Te puede interesar