Principia ha estudiado alteraciones de nivel freático en líneas de metro de Valencia y Sevilla